Las personas optimistas tienen una cosa en común: siempre llegan tarde

¨Lo bueno tarda en llegar, por eso yo siempre llego tarde¨

Las personas se dividen en dos: puntuales e impuntuales y lo más probable es que si perteneces a las segundas, las criticas te lluevan, debido a que tu principal característica es llegar siempre tarde a todos los eventos.


Muchos podrían pensar que es cuestión de ¨irresponsabilidad¨, pero estudios confirman que en algunos casos (ojo, no en todos), la irresponsabilidad es consecuencia de la personalidad y psicología que desarrollan las personas. Y a pesar de que las personas que suelen llegar tarde a todos lados son señaladas, esta característica tiene beneficios que a continuación te vamos a presentar.


Las personas que no andan muy bien hablando cronológicamente, suelen ser personas muy optimistas. Ellos creen poder hacer un número mayor de tareas en un tiempo limitado aun cuando no suelen ser buenos para estimar tiempos, pero su condición tiene ventajas asociadas en otros aspectos.

Estudios recientes han arrojado que el ser optimista tiene grandes beneficios para la salud, por ejemplo: disminuye los riesgos de enfermedades cardiovasculares, reduce el estrés y todo ello porque está comprobado que el optimismo fortalece el sistema inmune. Además, se dice que quienes tienen una vida más larga son aquellos en los que abunda la felicidad y el positivismo.




El ser optimista, también ayuda en gran medida en el desarrollo personal, ya que según expertos aumenta la creatividad, el trabajo en equipo y la productividad.

Se ha determinado que el atraso (en cuestión de tiempo) se relaciona con mayor frecuencia con las personas que son más relajadas. Precisamente son esas mismas personas quienes ven miles de oportunidades en un futuro completamente incierto.

Finalmente podemos deducir que la puntualidad y la impuntualidad son interpretadas de distintas formas según el país; en algunos es como un insulto o falta de ética, en otros suponen que el tiempo es dinero y el dinero es el tiempo, en otros la vida es más relajada y en otros tantos la puntualidad es una característica imprescindible.



Depende mucho de la persona pero lo más recomendable es tener un balanza entre puntualidad y tardanza, pues debemos recordar que algunas actividades tienen un tiempo fijo determinado y a veces es importante que los respetemos, aunque habrá otras ocasiones en que no pase nada si al menos una vez, rompemos dichos horarios. Lo más importante de todo es mantener una actitud perfecta frente al mundo y esto se logra teniendo un poco de ambos, pues un tipo de persona completa al otro.

Y tú, ¿qué tipo de persona eres, puntual o impuntual?


Comparte si te identificaste.
Las personas optimistas tienen una cosa en común: siempre llegan tarde Las personas optimistas tienen una cosa en común: siempre llegan tarde Reviewed by Samantha Olivares on 10:46:00 Rating: 5