Su esposa moría poco a poco, lo que él hacía te sacará lágrimas

Todos conocemos al menos una gran historia de amor que logra sensibilizarnos, sacarnos lágrimas y nos recuerdan que el amor verdadero si existe. Tal es la hermosa historia de Angelo Merendiano y Jennifer. Él, fotógrafo profesional, al mirarla por primera vez quedó hechizado por su belleza y carisma. No podía perderla de vista y se repetía una y otra vez que ella era la mujer perfecta, la de sus sueños.


En cuestión de días Angelo se armó de valor, pues este mundo definitivamente es de los arriesgados y no quería por ningún motivo que alguien más la llegara a conquistar, así que tomó la decisión de declararle su amor. Ella terminó por corresponderle, imposible no hacerlo con todos los detalles y las muestras de amor que él tenía hacía con ella. Todo un cuento de hadas digno de contarse. Y tras un hermoso noviazgo de meses, finalmente llegaron al altar.



Todo era increíble entre ambos, pero luego de 5 meses Jeniffer comenzó con malestares. Tras varios estudios, el doctor terminó diagnosticándole cáncer de mama. El cielo azul que los cubría se tornó completamente oscuro, Angelo jamás soltó su mano y mirándola a los ojos le dijo: ¨te amo, todo va a salir bien, eso es lo importante, estamos juntos en esto¨.

A partir de ese momento, Angelo no quiso perderse de un solo día de la lucha que su esposa enfrentaría y decidió hacerlo inmortal a través de fotografías, así quedarían como un recuerdo íntimo y familiar o al menos eso pretendía Angelo, pero entonces su esposa antes de morir, le pidió difundir todo el proceso en fotografías, esto con el fin de humanizar la enfermedad y sensibilizar al mundo entero (pues el proceso de esta enfermedad es sumamente delicado, no solo sufre la persona que padece cáncer sino todos los que están a su alrededor).

Las fotografías muestran un sinfín de sentimientos y una lucha constante por intentar salir adelante. También se muestra el infinito amor que esta pareja se tuvo y lo que prometieron en el altar no lo olvidaron jamás: ¨en la salud y en la enfermedad, hasta que la muerte nos separe¨.

Angelo dudó en hacerlas públicas en la red, pero finalmente fue la petición de Jennifer. Y aquí tenemos para ti la serie de fotografías que muestran los últimos momentos que Angelo vivió junto al amor de su vida.

Los placeres de la vida te saben mejor si los disfrutas con la persona que amas.

No olvides sonreír sin importar lo difícil que se torne el camino.

A veces es bueno perderse, pues esto te dará la oportunidad de reencontrarte contigo mismo.


Todos hemos sentido miedo alguna vez, pero nunca debes olvidarte de luchar sin importar que el miedo te invada.

Ni en los peores momentos te des por vencido.

La vida está llena de cambios, acéptalos de la mejor forma posible.

El amor verdadero todo lo puede y todo lo soporta.

Aun en la tempestad, logra meditar.

No te olvides de viajar, quizás un día te toque un boleto sin regreso.

Aprovecha cada oportunidad que te brinda la vida, hazlo de la mejor manera posible.

Y entre tanto disturbo, es bueno buscar tranquilidad.

Hay lágrimas que sanan el alma.

A veces también es bueno tener un poco de miedo.

El dolor te hace más humano.

Y sin importar los malos tiempos, la familia siempre estará.

A veces es bueno estar preparado para lo peor.

No sé qué es peor, si la nostalgia o el dolor.

Más que todo, es necesario tener paz en nuestra vida.

Finalmente la vida termina siendo prestada.

Este no es el final…

Es un ¨nos volveremos a encontrar¨.

Fotos: mywifesfightwithbreastcancer.com

No olvides compartir esta hermosa historia de amor con tus amigos, en homenaje a Jennifer, una guerrera que luchó hasta el final contra el cáncer.
Una historia que vale la pena compartir.
Su esposa moría poco a poco, lo que él hacía te sacará lágrimas Su esposa moría poco a poco, lo que él hacía te sacará lágrimas Reviewed by Samantha Olivares on 11:14:00 Rating: 5