8 frases que hacen que los niños crezcan acomplejados

Tal vez hemos escuchado por ahí que los niños son como esponjas, todo lo que miran y escuchan, bueno o malo, ellos suelen absorberlo, por eso es sumamente importante que influyamos en su desarrollo de manera positiva, que prediquemos con el ejemplo y por supuesto, que seamos un modelo a seguir para ellos.
Si bien existen estímulos positivos que los ayudan a avanzar porque los motivan, pero también hay otros que podrían marcarlos de manera negativa para siempre.


En especial los padres deben tener cierto cuidado de lo que hablan enfrente de sus pequeños y eliminar por completo algunas acciones que podría perjudicarlos.

A continuación de dejamos una lista de las 8 acciones que definitivamente no debes hacer para que tus hijos no crezcan acomplejados.

1. Utilizar adjetivos calificativos negativos o agresivos, tales como: tonto, feo, débil, etcétera.
No es para nada recomendable que utilicemos palabras ofensivas cuando los niños no obedecen en algo, por ejemplo: ¨si no haces tú tarea serás un burro¨, ¨nada sabes hacer, parece que estas tonto¨, ¨si no te acabas la comida te harás feo¨, porque al final de cuentas sólo estarán manipulando sus ideas, mismas que sembrarán miedos e inseguridades en él. Evitar quitar por completo estos adjetivos de tu vocabulario.

2. Compararlos con nosotros.
El ¨cuando yo tenía tu edad…¨ está de más, por favor papás ya bórrenla de su mente. Lo único que conseguirán es que el niño se exija tanto a si mismo que al final de cuentas no logrará nada y esto sólo hará que se llene de frustración e inseguridades. Dejemos de crearles barreras y permitamos que crezcan a su ritmo y a sus maneras, así no sentirá todo el tiempo que está compitiendo con el que fuiste de pequeño.

3. Ponerle apodos en lugar de llamarlo por su nombre.
No importa que sea el apodo más tierno u original del mundo, ¡llámalo por su nombre! Sabemos que no lo hacen con mala intención, al contrario, para ustedes es como una manera de demostrarle su amor, sin embargo, al omitir su nombre y llamarle por un apodo, le están restando importancia a la identidad que el pequeño está forjando. Claro que pueden hacerlo de vez en cuando pero no a diario y a todas horas y en todos los lugares, pues es quitarle una característica única que lo diferencia de los demás.

4. Acusar su mal comportamiento con seres que no existen.
Es muy común que cuando los pequeños se portan mal digamos que se lo va a llevar ¨el señor del costal¨, esto lo único que logrará es hacer crecer la desconfianza en él y en las personas que ama, pues no podrá entender porque sus propios padres permitirán que alguien se lo lleve y quizás lo lastime, fantasioso ¿cierto? Pero la mente del niño lo es, así que dejemos de acusar su mal comportamiento con seres que no existen.

5. Compararlo negativamente con el progenitor.
No tienes por qué hacer partícipe a tus hijos de los problemas que hay entre papá y mamá, mucho menos confundirlos comparándolos con características negativas de alguno de los dos pues esto definitivamente no es sano para tu pequeño y además debemos recordar siempre que las comparaciones nunca son buenas, así que evitémoslas.

6. Comparaciones denigrantes.
A veces muchos padres exigen a sus hijos excelentes calificaciones y cuando estos no las consiguen, suelen hacer comparaciones con otros compañeritos del niño, tal vez no de mala intención, tal vez sólo para motivarlos aunque cabe señalar que esto resulta todo lo contrario pues como ya mencionamos, las comparaciones nunca son buenas y algunas son muy hirientes, así que debes tener presente que en lugar de impulsar a tus pequeños sólo lograrás un retroceso en ellos y la próxima vez no se sentirán capaces de lograrlo pues estarán con el miedo de que no lo hagan mejor que sus compañeros, mejor a la próxima vez dile algo como: ¨no está mal hijo, pero sé que la próxima vez lo harás mucho mejor, eres muy capaz y confío en ti¨, lo motivaría más ¿cierto?

7. Poner en riesgo tus sentimientos hacia él.
Pasa con frecuencia que cuando algunas situaciones respecto a los hijos se nos salen de las manos digamos: ¨si continuas haciendo (tal cosa) ya no te voy a querer¨, ¿en verdad dejarías de quererlo?, claro que no, así que elimina por completo esta frase de tu cabeza. Entiende que tu hijo es único y tiene características muy particulares que lo diferencian de los demás, no permitas que con este tipo de comentarios él deje de ser quien es y adopte actitudes de alguien más.

8. Hacerle sentir que te avergüenzas de él.
Por nada del mundo le digas a tu pequeño ¨no me avergüences¨. Permítele equivocarse, exponer sus sentimientos y pensamientos, permite simplemente que sea él, no importa que creas que hace el ridículo, ¡déjalo! Entiende que es niño, deja que se empape de imaginación y creatividad, pues sólo así le permitirás crecer.

Sabemos perfectamente que ser padres es una labor muy difícil y complicada, pues nadie nos enseña a hacerlo, sin embargo, permite que tus pequeños disfruten la vida, permíteles equivocarse y apoya sus locuras y fantasías, finalmente son niños, en algún momento crecerán y desearás echar el tiempo atrás pero sabes que eso no es posible, así que disfrútalos y cuida mucho tus palabras frente a ellos.
           

 Ayuda a cambiar la forma de criar a los pequeños compartiendo este artículo para que muchos padres la lean y reflexionen. :)
Comparte este artículo
8 frases que hacen que los niños crezcan acomplejados 8 frases que hacen que los niños crezcan acomplejados Reviewed by Samantha Olivares on 11:46:00 Rating: 5