Anciano se hace del baño en sus pantalones en una tienda, la reacción de una mujer es perfecta

Si todos tuviésemos la oportunidad de elegir, estoy convencida de que todos elegiríamos vivir bajo un techo y rodeado de las personas que uno ama. Sin embargo, desafortunadamente no todos corren con la misma suerte y actualmente es alto el porcentaje de personas que no tienen un hogar y que su única opción es estar en las calles, sobre todo cuando la persona es adicta a alguna droga o está enferma de sus facultades mentales,  pero definitivamente nadie elegir estar sin un techo donde resguardarse.


Lamentablemente muchas personas aún continúan con una negativa hacia estas personas que carecen de un hogar, lo primero que se les viene a la mente cuando los ven es llamarles ¨locos y vagos, entre otros¨. Sin duda, una actitud en la que deberíamos ponernos a trabajar inmediatamente.

No podemos negar cuando somos humanistas y tenemos un buen trato hacia nuestros semejantes, sin importar su condición, el mundo se vuelve mejor. ¿Por qué no intentarlo y realizar pequeñas acciones cada día por nuestro prójimo?

Es por ello que hoy hemos elegido esta hermosa historia que esperamos haga reflexionar a la gran mayoría y sobre todo logre entrar en sus corazones. Recordemos que pequeños gestos hacen grandes cambios. Te compartimos lo siguiente:

Hace poco, una mujer de nombre Lisa, hacía sus compras en un supermercado local de Georgia, Estados Unidos. Recorría uno a uno los pasillos verificando que era lo que le hacía falta en su despensa cuando de repente su mirada se cruzó con la de un anciano que parecía necesitar ayuda, su ropa pedía a gritos ser lavada, probablemente era una persona que no tenía hogar o simplemente no tenía hijos que se hicieran cargo de él.

Lisa no dudó ni un sólo segundo en acercarse al anciano y preguntarle si necesitaba algo, en su cuenta de Facebook comparte lo siguiente relatando los hechos:

El anciano me miró con cara de preocupación, definitivamente algo le pasaba y yo estaba dispuesta a ayudarlo. Con mucha pena me dijo que padecía cáncer de colon y había tenido un accidente en cuestión de segundos, si se levantaba toda la gente lo miraría y deseaba evitar el tipo de miradas que precisamente su ropa hacía que le dedicaran.
Le angustiaba terriblemente la idea de su dignidad perdida y yo no podía permitir que esos lindos ojos siguieran mostrando tristeza y angustia.

Inmediatamente me dirigí con el personal de Kroger (supermercado), no sin antes pedirle que permaneciera en el mismo sitio, que volvería más pronto de lo que pensaba. Entre los empleados del supermercado y yo, le proporcionamos toallitas húmedas, ropa interior y un pantalón. Discretamente lo dirigimos al baño para que se aseara un poco, inclusive un empleado hombre lo ayudó.

Al salir ya limpio, con mucha pena y amabilidad me dio las gracias al borde del llanto, lo tranquilicé, sinceramente me dio mucha ternura y a la vez melancolía la expresión de su cara. Me contó que vivía únicamente con su esposa, quien también estaba enferma y no podía pararse de la cama, por eso él salió a hacer unas compras. Cuando volvió a la caja para hacer su pago, le dimos la sorpresa de que la cuenta ya estaba saldada. Lloró sin poder parar y tanto a los empleados que lo ayudaron como a mí, nos dio un cálido abrazo.

A pesar de su situación, el anciano me regaló unas sabías palabras que hasta la fecha no he podido sacar de mi corazón. Me dio una gran lección: ¨no importa que tan lleno tengas los bolsillos si tienes vacío el corazón¨.

Me dio un fuerte abrazo y se despidió con una gran sonrisa. Sin duda, pequeños gestos hacen la diferencia y yo estoy feliz por lo que hice por alguien más, volvería a hacerlo sin dudarlo, pues una sincera sonrisa siempre será la mejor paga.

Hoy lo comprobé.

Gracias Elmer, gracias Kroger y gracias Dios por la lección que recibí hoy.


Nos quedamos con la hermosa frase de: ¨No importa que tan lleno tengas los bolsillos si tienes vacío el corazón¨, ¿están de acuerdo? No olviden ayudarnos a compartir esta hermosa historia que nos deja una maravillosa reflexión.
Comparte este artículo
Anciano se hace del baño en sus pantalones en una tienda, la reacción de una mujer es perfecta Anciano se hace del baño en sus pantalones en una tienda, la reacción de una mujer es perfecta Reviewed by Samantha Olivares on 16:30:00 Rating: 5