El mal genio en los niños es síntoma de inteligencia

Hace algún tiempo, fue llevado a cabo un estudio sobre el estado de ánimo de las personas, en especial de los niños. 
Dicho estudio lo realizó la Universidad de Nueva Gales del Sur, Australia y este arrojó que las investigaciones realizadas comprobaban que el mal humor es señal de alto cociente intelectual.

Cómo estos estudios fueron basados principalmente en los niños, podemos deducir que los niños que andan malhumorados la mayor parte del tiempo tal vez resultan un dolor de cabeza para sus papás porque verdaderamente es una característica muy difícil de lidiar, sin embargo, lo que ellos ni siquiera sospechan es que detrás de todo ese mal humor, se esconde… ¡un gran genio!




Para llevar a cabo este estudio, fue necesario hacer partícipes a un gran número de personas, entre las que destacaban los niños y a los cuales se trató de manipular su estado de ánimo. Para ello, fue necesario que vieran algunas películas y que pensaran en sucesos positivos y negativos de sus vidas. Esto fue lo que se concluyó:
1. Las personas malhumoradas incluyendo a los niños, procesan mejor la información en situaciones complicadas que enfrentan y dan mejores soluciones a estas.
2. Los estados de molestia incrementan la memoria.
3. El mal genio estimula la capacidad de argumentación, mientras que los niños optimistas tienen más facilidad para crear y cooperar.
4. La tristeza y el mal humor mejora la capacidad de juzgar a otros.

No debe ser mal visto el que los niños tengan un temperamento complicado, pues recordemos que hay etapas que para él serán complicadas y es parte de su crecimiento. Mientras más avance su desarrollo más comenzarán a cuestionar todo, todo lo que les rodea y e incluso el más mínimo detalle o acción por parte de alguien. El cuestionamiento sin duda resulta positivo en todos los casos, por ello, es necesario que el niño obtenga siempre las respuestas que busca y estimulemos su pensamiento crítico. En dado caso de que su temperamento resultara crítico, aquí te damos algunas recomendaciones:
1. Recordemos que se predica con el ejemplo, tratemos de moderar nuestro carácter en situaciones habituales y cotidianas, ya que el niño todo lo observa y adopta las actitudes de los adultos.
2. Enseñarlo a adaptarse a las situaciones o personas que alteran su temperamento.
3. Cuando el niño explote, pídele sutilmente que vaya a su habitación y que cuando desee hablar tranquilamente puede salir de ella.
4. Enseñarle a expresar con palabras lo que siente y no con gritos o golpes.

Como conclusión, si tu pequeño tiene un temperamento fuerte, es muy probable que tome las mejores situaciones cuando se le presentan situaciones complicadas y además será más crítico y analítico que un niño con carácter más dócil. 


Fuente: Revista Latinoamericana de Psicología
kidshealth.org

No olvides ayudarnos a compartir esta información con tus amigos. :)

El mal genio en los niños es síntoma de inteligencia El mal genio en los niños es síntoma de inteligencia Reviewed by Samantha Olivares on 11:23:00 Rating: 5