La madre sostiene a recién nacido sin vida en sus brazos, observa con atención su mano

Sin duda, la mayor bendición para una mujer es y será dar vida a otro ser.   Quienes ya gozan de ese privilegio no pueden negar que es algo único el sentir como algo crece dentro de ti, una sensación indescriptible y un amor tan grande que no cabe en el pecho. Inclusive las mamás que apenas están atravesando esta etapa, saben de lo que estoy hablando.

 Y es que el que alguien te diga ¨mamᨠes lo mejor que te pueda pasar, creo que finalmente sólo quien ha dado vida a otro ser, sabe cuánto se puede llegar a amar en realidad.


Y aunque ello sea lo mejor que te puede pasar, perderlo sería lo peor, es un dolor que no puede describirse fácilmente, un dolor que permanece y que sólo quien es madre entiende. La verdad es que no importa la edad que tenga, el dolor es sumamente fuerte. Muchas personas piensan que cuando son bebés el dolor es mínimo a comparación de perder a un hijo de más edad. Ambos casos son muy dolorosos y lamentablemente la muerte de bebés al nacer, va en aumento.
Sin duda nunca importará el mucho o poco tiempo que hayas convivido con tu hijo, el perderlo será sumamente doloroso. Y es que la forma de amarlos es igual, la gran mayoría desde que reciben la noticia de que serán mamá, le comienzan a hablar y decirle cuánto lo aman. Idealizan tantas cosas, imaginan sus primeras palabras, sus primeros pasos, el cómo le enseñarán a montar bicicleta, entre otras muchas actividades. Por lo que dar a luz con tanta felicidad e ilusión y luego caer en la cruel realidad de que nada de lo soñado se podrá concretar, es muy difícil de aceptar.
La historia que te contaremos a continuación, te partirá el alma y es que la pérdida de un hijo es algo que no se supera jamás, ni con el pasar del tiempo.
Katy estaba en labor de parto, moría por conocer a sus dos pequeños pero algo no salió bien; uno de ellos lloraba y se movía y el otro ni siquiera respiraba. Desesperaba quería que hicieran lo posible por reanimarlo, la idea de perder a su pequeño, el cual estuvo 9 meses en su vientre, le parecía insoportable.
Le pidió al doctor que le permitiera cargarlo. Cuando por fin lo sintió, lloró desconsolada, deseaba con todo su corazón un milagro, le decía cuanto papá y mamá lo amaban y el entusiasmo con el que lo habían esperado. Le acariciaba dulcemente el rostro y con una voz entre cortada pero muy dulce, le susurró: ¨Quiero que sepas que te amo¨ y sus lágrimas cayeron sobre el cuerpo del bebé. En ese momento la mano del bebé se cerró y comenzó a llorar. Nadie en la habitación podría creerlo, pero los padres no querían averiguar, ellos simplemente estaban sumamente felices, su familia estaba completa, no había más que explicar. Y definitivamente cuando uno se aferra a la vida, le termina ganando y este bebé es todo un guerrero, aunque el amor de madre también surgió gran efecto.

Los milagros existen, ¡no perdamos la fe! Sinceramente el vídeo vale la pena verlo, al menos a mí me ha hecho derramar lágrimas, es impresionante cómo un pequeñito se aferra tanto a la vida y cómo una madre es capaz de dar precisamente ese amor que hace querer aferrarse.
Ojalá muchas madres corrieran con la suerte de la del vídeo, desafortunadamente muchas han tenido que sufrir y llorar esta lamentable e irreparable pérdida. Sólo quien ha vivido una terrible situación así, sabe lo que en verdad se siente y es algo que sin duda, no se le desea a nadie.

Este vídeo de un pequeño guerrero merecer ser difundido, no olvides ayudarnos a compartirlo en tu muro, nos será de gran ayuda. :)
Comparte este artículo
La madre sostiene a recién nacido sin vida en sus brazos, observa con atención su mano La madre sostiene a recién nacido sin vida en sus brazos, observa con atención su mano Reviewed by Samantha Olivares on 11:53:00 Rating: 5