Las personas desordenadas en realidad son genios productivos, dice la ciencia.

Existen personas para las cuales definitivamente lo suyo no es la limpieza ni el orden, hacerlo les resulta una tarea aburrida y tediosa y sólo lo hacen cuando verdaderamente es necesario, sino, suelen ser felices viviendo en su desorden.


Tal vez desde siempre, la sociedad vincula el desorden con la falta de higiene, pero más bien creemos que se deba a pereza y a un estilo de vida, que aunque para muchos es desagradable, a otros simplemente los hace sentirse felices y cómodos. 



El periodista John Haltiwanger, ha salido a la defensa de aquellos a los que les encanta el desorden en su artículo para Elite Daily, el cual, se ha vuelto viral. En él asegura que no hay vinculación alguna con tener desorden en la habitación o la oficina a tener desorden en la cabeza.

Inclusive nos expone 3 razones por las cuales ser un desordenado es bueno, ¿quieres saber cuáles son? Sigue leyendo.

1. Tu desorden en realidad te inspira.


Por si no lo sabías, muchos personajes exitosos y famosos, tales como Roald Dahl, J.K. Rowling, inclusive el  más famoso genio, Albert Einstein, fueron sumamente desordenados, lo cual termina confirmando que el desorden personal no tiene nada que ver con algún desorden mental, pues al menos este último logró grandes cosas.
En el libro A Perfect Mess, sobresale un párrafo que textualmente dice lo siguiente: ¨En un escritorio desordenado las cosas importantes tienden a estar en el tope o en un sitio donde las encuentras. Las cosas que se pueden ignorar resultan en el fondo del desorden, lo cual es razonable¨.

También un estudio realizado en la  University of Minnesota Carlson School of Management, determinó  que un ambiente desordenado incrementa en altos niveles la creatividad. Afirmando lo siguiente:

“Ambientes desordenados parecen inspirar y hacer que te alejes de la tradición o lo común y habitual, lo cual puede producir nuevas, grandes e innovadoras ideas. Ambientes organizados parecen inspirar a seguir convenciones.”
2. Valiente y espontáneo.

Los desordenados no pierden la cabeza por detalles minúsculos, ellos se concentran y van por lo grande. Deciden enfocar  todo su tiempo y atención en esa grandes cosas que desean realizar, no se desquician por pequeñeces.
Los desordenados son todo lo contrario a la gente ordenada, pues son más aventureros, valientes y espontáneos, siempre dispuestos a ir un paso adelante, siempre dispuestos a arriesgarse. Como dice Haltiwanger: ¨siguen la corriente en vez de nadar en contra de ella¨.
Con esto no determinamos que ser organizado sea malo, sin embargo, un poco o un mucho de desorden, tampoco lo es. Inspírate de tu ambiente desordenado y preocúpate por lo verdaderamente importante. Y por supuesto, no olvides que es importante tener un balance sobre el desorden y lo organizado, todo en exceso nunca es bueno.
¨Ser desordenado puede ser simple y hermoso, y es por eso que produce tantas personas innovadoras¨, asegura Haltiwanger.
3. Olvídate del status quo:
El status quo es el conjunto de condiciones que prevalecen en un momento histórico determinado, sin embargo, se considera necesario aceptar el caos y saber vivir con ello, pues si algo es cierto es que no todo el tiempo se puede tener y mantener un lugar limpio y ordenado. Lo mejor es tener un balance entre ambos y no perder la calma, tal vez algunos días te sientes invadida por el desorden pero otros, todo volverá a la normalidad. ¡No lo olvides!
Así que si te sientes mal por las críticas que los demás hacen sobre tu desorden, sólo recuerda que hubo personas que también lo fueron y llegaron a convertirse en grandes genios. ¡Aprovecha tu espacio ordenado o desordenado para reinventarte y hacer grandes cosas!

No olvides compartir con tus amigos más desordenados esta curiosa información. :)

Las personas desordenadas en realidad son genios productivos, dice la ciencia. Las personas desordenadas en realidad son genios productivos, dice la ciencia. Reviewed by Samantha Olivares on 17:45:00 Rating: 5