¿Recuerdas a la mamá que dejó a su bebé en el suelo para mirar su celular? Ya sabemos por qué lo hizo

La imagen de una mujer que revisa su teléfono celular, dejando a su bebé tirado en el suelo ha dado la vuelta al mundo a través de las redes sociales, generando una gran polémica.
En muchísimas ocasiones nos da por juzgar lo que ante nuestros ojos es más que evidente, sin preguntarnos, ¿Por qué lo haría? 


Limitándonos simplemente a lo que los demás quieren hacernos ver y que nuestro sentido común sea el que interprete la situación. Y es que el observar una fotografía e incluso al pasar sólo por enfrente y observar una imagen o una situación según sea el caso, hace que reaccionemos y externemos nuestra opinión sin pensar que todo puede ser muy diferente.

Ahora sabemos porque Molly dejó a su bebé en el suelo para tomar su celular.

La historia de Molly Lensing

La compañía aérea Delta Airlines se hace responsable de este y otros sucesos, todo esto fue explicado en un diario de Brasil llamado Bhaz.
Un fallo en el sistema informático, hizo que varios de los pasajeros de esta aerolínea tuvieran que esperar más de lo previsto para toma su vuelo. De entre los pasajeros se encontraba Molly Lensing quien, tras regresar de visitar a su hermano, en Colorado, quedo varaba en el aeropuerto internacional de Hartsfield-Jackson en Atlanta, pues tenía que trasbordar entre vuelos para poder llegar a casa.

En el primer vuelo que tenía que tomar para regresar a casa, estaba programado para salir el día lunes, pero se pospuso para el día martes, aun así, el vuelo llegó retrasado con seis horas, ocasionando que Molly y su bebé perdieran el vuelo que tenía que trasbordar en Atlanta; Molly pide informes del siguiente vuelo que debería tomar, pero como dicen luego ¨cuando no le llueve le llovizna¨, y el vuelo que perdió había sido el último del día y no habría ningún otro hasta media noche.

Molly trató de resolver ese problema con la aerolínea, haciendo la típica llamada telefónica que te piden que hagas, estuvo esperando hasta la madrugada, y la única respuesta que le dio Delta es que no podía retirarse del aeropuerto puesto que en cualquier momento podría llegar su vuelo y de nueva cuenta volver a perderlo, así pues, tendría que dormir en el aeropuerto junto a su bebé. Por la mañana llegan algunos periodistas que entrevistaron a algunos de los pasajeros afectados; una de la entrevistadas fue Molly que en ese momento le cambiaba el pañal a su bebé tiradas en el piso que fue el mismo lugar donde pasaron la noche, y justo cuando Molly se daba un respiro pensando que ya lo peor había pasado, le informa Delta que su vuelo saldría hasta el siguiente día.

Ya cansada y desesperada, al enterarse de esto se sentó para comunicarse con su familia para ver si podían hacer algo para evitar que se quedaran un día más en ese aeropuerto, quizás que fueran a buscarlas en coche o de algún otro modo, y no seguir esperando un avión que desde el día lunes debería de haber tomado y que fue cancelado.

Fue precisamente en ese momento, que tomaron la foto, donde comenzó todo el revuelo y lo que ya conocemos y lo que los prejuicios como sociedad “humanitaria” empezamos a decir, que un bebé nunca, sea cual sea la situación jamás tendría que estar tirado en el piso, que la madre es una irresponsable, que el vicio de las redes sociales nos consume y olvidamos nuestras obligaciones y otras tantas cosas más que se dijeron y dijimos de Molly, sin pensar que ese bebé de memos de tres meses, ya tenía más de un día en ese aeropuerto y algunas horas tirado en el piso junto a su madre que ahí se habían quedado a dormir y era normal que si el bebé aún estaba dormido no había la necesidad de levantarlo en ese momento de frustración.

Esta historia hoy la conocemos, pero… ¿Cuántas historias más no sabemos y nos dejamos llevar solo por lo que vemos?, el título de un libro, un encabezado en el periódico, un comentario de otro que tampoco sabía a lo que se refería, o presenciamos en ese momento una acción que tal vez nos parece mal, pero era todo lo contrario, además de juzgar al prójimo por la apariencia que nos dan. ¿Quién de nosotros sabemos que hay detrás de una imagen, fotografía, de la vestimenta o de la apariencia que tiene una persona?

De nueva cuenta y retomando lo que me decía mi abuela, nadie sabe lo que tiene la olla más que la cuchara que la menea. Recuerda que siempre hay que indagar más allá de lo que parece obvio.


No olvides ayudarnos a compartir esta información para que todos sepan la otra parte de la historia de Molly. :)
Comparte este artículo
¿Recuerdas a la mamá que dejó a su bebé en el suelo para mirar su celular? Ya sabemos por qué lo hizo ¿Recuerdas a la mamá que dejó a su bebé en el suelo para mirar su celular? Ya sabemos por qué lo hizo Reviewed by Samantha Olivares on 18:09:00 Rating: 5