Enfermera salvó a un frágil bebé prematuro – 4 años después alguien le sorprende por la espalda

Que fortuna que todos hicieran con verdadera pasión y por vocación su trabajo de diario, pues cuando es así, grandes cosas suceden. Así la historia de Gwen, una enfermera que ha dedicado su vida al Royal Alexandra Hospital de Canadá, en especial en el área de cuidados intensivos para neonatales. 

Muchas personas ni siquiera tienen conocimiento del gran impacto que pueden tener en otras personas al realizar su trabajo con mucho amor, eso mismo terminó sucediendo con Gwen, quien marcó completamente la vida de una familia. 



Es cierto que nadie hace las cosas pensando en obtener reconocimiento, pero no cabe duda que es sumamente gratificante cuando aquella persona a la que ayudaste te demuestra gratitud incluso si es con una sonrisa, eso sin duda incita a continuar haciendo el bien, sin mirar a quien, sólo por el placer de ayudar a quienes necesitan.


La historia comienza cuando una mujer de nombre Sara, dio a luz a su bebé en la semana 27 de gestación, a quien llamó Toby. Durante el parto, el bebé tuvo que ser trasladado al ala de emergencias mientras su madre luchaba por su vida pues tuvo un fallo de distintos órganos. En ese momento Gwen estaba a cargo de cuidados intensivos para neonatales y desde el primer momento sintió una conexión especial con Toby.

Con mucho cariño, Gwen cuidó de Toby por 65 días aproximadamente. Como muestra de su gran afecto por el pequeño guerrero, dio a la madre una caja con muchos trajesitos que ella misma había tejido para el pequeño Toby que cuando mucho pesaba 1 kg.


Afortunadamente tanto la madre como el bebé salieron victoriosos de esa batalla. Toby siempre estuvo muy bien cuidado por Gwen y según sus padres, la enfermera fue mucho más allá de sus estrictos deberes profesionales, ella cuidó de él con mucho amor y dedicación como lo haría una madre de verdad.

Después de cuatro años, Toby es un niño muy sano, los padres atribuyen esto a la enfermera que lo cuidó con mucho esmero, pues tal vez de no ser por las duras horas que dedicó a su cuidado, Toby no luciría tan perfecto.


Un día que parecía ser de lo más normal, Gwen asistió a una reunión a la que se suponía asistirían sus demás colegas, sin imaginar que en dicha reunión la esperaba una gran sorpresa.  

Inesperadamente alguien tocó su espalda cuando se dirigía a tomar asiento y cuando esta giró ¡sorpresa! Frente a ella se encontraba el pequeño Toby quien evidentemente por los años que había trascurrido lucía muy diferente.


Gwen no pudo contener las lágrimas cuando Toby le dio un cariñoso abrazo y un ramo de rosas como agradecimiento por sus cuidados.  Ella asegura que gestos como estos son muy importantes pues la motivan a continuar haciendo una excelente labor.


Gwen y todas las enfermeras que realizan su labor con profundo amor, merecen nuestro reconocimiento pues gracias a ellas muchas personas lograron salir victoriosos de su batalla, ¡felicidades!


Por enfermeras de esa talla es que nuestro paso por estos lugares (hospitales) fríos a veces no resulta tan malo del todo, ellas son un plus para salir adelante, porque claro, sin su disposición las cosas se tornarían muy difíciles.


Honremos el trabajo de Gwen y enfermeras que como ella ejercen con mucho amor, COMPARTE. :)
Fuente y fotos: newsner
Una historia que vale la pena compartir.
Enfermera salvó a un frágil bebé prematuro – 4 años después alguien le sorprende por la espalda Enfermera salvó a un frágil bebé prematuro – 4 años después alguien le sorprende por la espalda Reviewed by Samantha Olivares on 15:19:00 Rating: 5